Diez pasos para amarse a uno mismo

¿Te sientes decaído? La rutina, el estrés, las complicaciones del día a día, nos producen una serie de altibajos emocionales. Lo cual es normal, pero muchas veces dejamos que estos pensamientos nos consuman, aumentando nuestra ansiedad y generando pensamientos negativos.

Empieza amándote a ti mismo para dar hacia otros. Diez pasos a seguir:

1. Deja de criticarte. La crítica destruye tu Espíritu Interior.

2. No te asustes con tus pensamientos. Busca imágenes positivas (una flor, una sonrisa, una persona especial).

3. Sé amable, apacible y paciente. Pórtate bien contigo y ten paciencia contigo, trátate con amor.

 4. Sé tolerante con tu mente. No te odies por tener los pensamientos que tienes, cámbialos suavemente.

5. Elógiate. El elogio construye el espíritu interior, alaba las cosas que haces por más pequeñas que sean.

 6. Bríndate apoyo. Busca formas de apoyarte, recurre a tus amigos y déjate apoyar, no te creas omnipotente.

7. Cuida tu cuerpo. Infórmate sobre cuál es la nutrición adecuada para ti, ejercítate, mímate y venera  tu templo.

 8. Sé indulgente con tus debilidades. Comprende que los creaste para satisfacer una serie de necesidades y deja amorosamente que las viejas pautas se vayan.

 9. Trabaja con el espejo. Mírate a los ojos a menudo. Expresa el creciente amor que tienes hacia ti. Perdónate mirándote al espejo. Conversa con tus padres mirándote al espejo. Perdónalos también. Al menos una vez al día dí: «Te quiero!, realmente te quiero».

10. ¡Hazlo ya! No esperes sentirte bien, ni perder peso, ni a tener el nuevo empleo o la nueva relación. Empieza a hacer cosas y hazlas lo mejor que puedas.

 

 

Hoy quise compartirles un escrito que rescato de Louise, L. «Amar sin condiciones». Me pareció inspirador compartirlo con ustedes. Quedo atenta a sus dudas y apreciaciones. Si te dificulta desarrollar alguno de estos pasos, conversemos a través de mis redes oficiales. ¡Estoy a tu servicio!

¿Y será que el amor acaba?

Cuando el amor romántico acaba, el matrimonio sufre una gran decepción al ver caída  la ilusión de la elección afortunada; es aquí en donde empieza uno de los mayores conflictos de la relación: aceptar la diferencia, que nos invita a  mirar quienes somos realmente, lo que nos gusta y no de nuestra pareja, lo que toleramos y no toleramos, lo  que nos molesta, lo que nos parece una falta de respeto, lo que nos hace perder la paciencia, en fin, una serie de debilidades que no veíamos hasta ese momento e inmediatamente pensamos que nuestra pareja cambió. Y no nos damos cuenta que en esta situación, se nos presenta una nueva oportunidad: "el reto de poder ser mejores de lo que fuimos". 
 
Atravesar esta crisis implica luchar contra las fuerzas superiores de pensar que todo ha terminado porque "ya no se siente  la emoción" o que se ha fracasado como pareja.
 
Tomar la oportunidad permitirá que el  amor empiece a tomar otros componentes que van más allá del romanticismo y la pasión, el fortalecer la intimidad emocional, la amistad, el compromiso y la proyección de vida en común, los sueños compartidos, entre otros, que ayudan a la pareja a crecer y juntos madurar, como bien dice MichaelV.Miller, "....resistir en esta lucha es la clave de experiencia vital que puede conducir a la madurez, incluso a la sabiduría". 
 
Así que ahora sabes, con el tiempo el amor no acaba si juntos toman sabias acciones, si aprenden mutuamente a aceptarse, valorarse y si ambos aún quieren seguir renovando el compromiso de construir día a día el mejor vínculo para los dos.
 
¡¡Les deseo lo mejor!! 
 
María Inés Gutierrez Eguren
Psicologa-C.Ps.P 6159
Terapeuta Familiar y de Parejas 

¡Nuestro problema es que somos incompatibles!

Muchas parejas que acuden a mi consultorio traen como motivo de consulta "la incompatibilidad", temática que al ser evaluada,  se presenta como una realidad compleja por la que atraviesan algunas parejas.

A medida que en la terapia de pareja vamos conversando, indagando y analizando juntos; llegamos a la conclusión que la " incompatibilidad"  puede estar encerrando algunos de los siguientes puntos que se vuelven una pauta de comportamiento en la relación generando insatisfacción y frustración y estos pueden aparecer como que:

  1. A la pareja se le hace difícil vivir con la diferencia; uno de ellos quiere siempre dominar inconsciente o conscientemente imponiendo sus formas y criticando las de su pareja.
  2. Poseen una dinámica comunicacional distorsionada que efectivamente bloquea la comunicación, al anticiparse, asumir, no escuchar, interpretar, tomarse las cosas a lo personal, generando así largas disputas que terminan desgastando el buen clima emocional.
  3. No saben discutir ni pelear; todas las parejas lo hacen para resolver sus problemas y dicen los investigadores de parejas que el 69% de los problemas en la vida de pareja no tienen solución. Imagínense entonces: ¿qué hacemos con estos?
  4. Pierden el control cuando pelean, generando así una escalada de ataque-defensa que puede ser dañino y peligroso porque nos llega a herir y nos lleva a perder el control.
  5. Nunca hablan; solo coordinamos lo que hay que hacer para llevar a los chic@s, hacer las compras, pagar las cuentas. Pero luego, cada uno se vuelve hacia su lado, teniendo vidas paralelas en las que el otro puede quedar excluido/a.
  6. Tienen la ilusión de que es el otro que los completa porque "sin ti, ¡no soy nada!", basándose en la ilusión de la completud. Lo llamo el mito de la media naranja, en el que nos concebimos como personas insuficientes que necesitan del otro para ser uno solo, dejando de lado su individualidad, deseos, necesidades e intereses que a la larga se vuelven una demanda personal que no te deja en paz.

Estos y muchos otros motivos más perturban el buen clima emocional en la pareja. Descubrir realmente cual es el talón de Aquiles de la relación, les permitirá  conocerse, crecer como pareja y fortalecer el vínculo de amor.

Espero que esta reflexión haya sido de utilidad. ¡Déjanos tus opiniones!

 

María Inés Gutierrez Eguren
Psicologa-C.Ps.P 6159
Terapeuta Familiar y de Parejas