Diez pasos para amarse a uno mismo

¿Te sientes decaído? La rutina, el estrés, las complicaciones del día a día, nos producen una serie de altibajos emocionales. Lo cual es normal, pero muchas veces dejamos que estos pensamientos nos consuman, aumentando nuestra ansiedad y generando pensamientos negativos.

Empieza amándote a ti mismo para dar hacia otros. Diez pasos a seguir:

1. Deja de criticarte. La crítica destruye tu Espíritu Interior.

2. No te asustes con tus pensamientos. Busca imágenes positivas (una flor, una sonrisa, una persona especial).

3. Sé amable, apacible y paciente. Pórtate bien contigo y ten paciencia contigo, trátate con amor.

 4. Sé tolerante con tu mente. No te odies por tener los pensamientos que tienes, cámbialos suavemente.

5. Elógiate. El elogio construye el espíritu interior, alaba las cosas que haces por más pequeñas que sean.

 6. Bríndate apoyo. Busca formas de apoyarte, recurre a tus amigos y déjate apoyar, no te creas omnipotente.

7. Cuida tu cuerpo. Infórmate sobre cuál es la nutrición adecuada para ti, ejercítate, mímate y venera  tu templo.

 8. Sé indulgente con tus debilidades. Comprende que los creaste para satisfacer una serie de necesidades y deja amorosamente que las viejas pautas se vayan.

 9. Trabaja con el espejo. Mírate a los ojos a menudo. Expresa el creciente amor que tienes hacia ti. Perdónate mirándote al espejo. Conversa con tus padres mirándote al espejo. Perdónalos también. Al menos una vez al día dí: “Te quiero!, realmente te quiero”.

10. ¡Hazlo ya! No esperes sentirte bien, ni perder peso, ni a tener el nuevo empleo o la nueva relación. Empieza a hacer cosas y hazlas lo mejor que puedas.

 

 

Hoy quise compartirles un escrito que rescato de Louise, L. “Amar sin condiciones”. Me pareció inspirador compartirlo con ustedes. Quedo atenta a sus dudas y apreciaciones. Si te dificulta desarrollar alguno de estos pasos, conversemos a través de mis redes oficiales. ¡Estoy a tu servicio!

No al Bullying (Parte II)

bullying

(Entrevista realizada en Radio Capital, 11 de Marzo 2012)
CAMPAÑA NO AL BULLYING, BASTA DE BULLYING: EL MALTRATO FÍSICO Y PSICOLÓGICO, PROPUESTA DE SOLUCIONES

¿CÓMO PREVENIR EL ACOSO Y MALTRATO ESCOLAR?

Si queremos resultados diferentes, tenemos que empezar por tomar conciencia y comprometernos a realizar en conjunto acciones que detengan el maltrato y violencia escolar. Se trata de realizar un trabajo integrado- sistémico en donde la Familia, Escuela y Comunidad se preocupen por el bienestar de nuestros niños y adolescentes.

A las Familias

A veces los educadores y los padres de familia sienten que no hay nada que puedan hacer al respecto. Pero es momento de que digamos: ¡BASTA!. La buena noticia es que todos los niños tienen derecho a vivir sin ser víctimas de la violencia.

Padres y niños tienen derecho a que las escuelas sean seguras, donde haya respeto mutuo y los adultos asuman la responsabilidad de proteger a los niños. Y esta protección y seguridad a nuestros hijos y niños viene de casa cuando:

  • BRINDAMOS UN BUEN CLIMA FAMILIAR
  • SOMOS AUTORIDAD Y MODELOS POSITIVOS TENEMOS LIMITES CLAROS
  • HABLAMOS PERSONALMENTE CON NUESTRO HIJO (A)
  • LO ESCUCHAMOS
  • ESTAS ATENTO (a) A SEÑALES DE ansiedad, de no querer ir a la escuela, negarse a ir o la disminución repentina del rendimiento académico.
  • ESTAMOS CONECTADOS CON LA ESCUELA COMO NUESTRO ALIADO

Aprender a ser acompañantes de sus hijos y conectar emocionalmente con ellos para generar una relación de confianza, protección y seguridad, esto toma tiempo pero esa es nuestra tarea como padres y adultos. Se les sugiere también, hablar con las autoridades escolares y solicitar que se realicen programas de prevención contra el bullying y si con todo ello la escuela no escucha y siguen sucediendo acciones violentas saque a su hijo de la escuela.

Como familias podemos lograr que las escuelas sean lugares donde los niños puedan aprender y disfrutar en un entorno seguro. Esto ayudará a que el respeto mutuo sea una regla en toda la comunidad.

Al Centro Educativo

Preocuparse por ofrecerle a los niños y sus padres un lugar saludable, protegido y seguro en el que pueden confiar, vigilar por ejemplo los espacios en donde hay menos control y es donde se presentan las acciones violentas, el patio, la hora del refrigerio, los baños, por ejemplo. Ningún niño debería tener temor de ir a su escuela por ser acosado o agredido y ningún padre debería estar preocupado porque esto le pueda suceder a su hijo.

Como institución, generar PROGRAMAS DE INTERVENCIÓN PARA DETENER LA VIOLENCIA, EVITARLA Y PROMOVER UNA CULTURA DE CONVIVIR MEJOR, ACEPTANDO LAS DIFERENCIAS EN UNA CULTURA DE PAZ.

A través de talleres para afianzar las habilidades socio emocionales de los niños y niñas; el manejo adecuado de las emociones, el control de la ira y la frustración; aprender a defenderse con asertividad, comunicarse de manera efectiva y aprender a resolver conflictos, son algunos de los temas que se pueden trabajar de manera vivencial y lúdica, de tal manera que los ayude a reflexionar y no a decirles lo que tienen o deberían hacer.

Estos programas deberían ser trabajados por psicólogos, psicopedadogogos, educadores, arte terapeutas especializados que los ayuden a vivenciar, a dramatizar a generar más que discursos , actividades que les permitan interiorizar actitudes y comportamientos más saludables, basados en el respeto, la aceptación por las diferencias, etc.

Incentivar el deporte y la música para canalizar la energía de los niños , así como permitir espacios para la socialización.

Trabajar con los maestros , formarlos en estos temas, como detectar, prevenir e intervenir en estos casos.

Informar, orientar, involucrar y comprometer a los padres de familia en lo que es y no es bullying y así juntos generar cambios, de tal manera que ESCUELA Y FAMILIA trabajen como aliados y no como enemigos.

TRABAJAR CON LOS NIÑOS QUE MALTRATAN, generar espacios para ellos y sus padres acompañados con algún docente, tutor, al igual que los otros niños, ayudarles a expresar sus disconformidades, sin agresión, aprender a canalizarla a través de alguna actividad artística o deportivas o ayudas terapéuticas por psicólogos especialistas.

Aunque el maestro o el padre de familia no garantice que el intimidador pueda vengarse, SI DEBE OFRECER AL AGREDIDO, LA ABSOLUTA SEGURIDAD DE QUE VIGILARARÁ LA SITUACIÓN DE CERCA, INVOLUCRANDO A LOS OTROS ACTORES DE LA COMUNIDAD EDUCATIVA PARA QUE HAGAN LO MISMO

A los niños:

No quedarse callado.

Enseñarles a ser amigables y si alguno de sus compañeros le cuenta que está siendo agredido, debe apoyarlo para que no se quede callado y este a su vez no se sienta culpable.

Enseñarles a hablar con alguien, padres, algún profesor o con alguien de confianza para que intervenga y detenga el bullying. Decirle que pedir ayuda no es delatar a nadie, si no más bien es, ayudar a alguien.

A los niños más grandecitos (a partir de los 8 años) se les puede incentivar al compromiso de sers voluntarios para ayudar en el programa de prevención de bullying de tu escuela.

Finalmente quiero dirigirme a mis colegas psicólogos y psicopedagogos para reflexionar y accionar sobre este tema. Actualmente tenemos una tarea importante que realizar en las instituciones educativas a las que pertenecemos en en cuanto a la prevención y detección de conductas y actitudes violentas que no deben ser permitidas ese es nuestro reto y gran responsabilidad, ¡es hora de actuar ya!

Lic. María Inés Gutiérrez Eguren
Psicóloga- C.Ps.P 6159
Terapeuta Familiar y de Parejas
www.parejasyfamilias.com.pe

No al Bullying (Parte I)

bullying-nota2

(Entrevista realizada en Radio Capital, 11 de Marzo 2012)
TEMA: EL MALTRATO FÍSICO Y PSICOLÓGICO, PROPUESTA DE SOLUCIONES”

Buenos días Juliana, buenos días radio oyentes, gracias por la invitación.

Desde mi experiencia como Psicóloga - Terapeuta Familiar, Madre y Consultora en Contextos Educativos, he tenido la oportunidad de trabajar el tema en algunas instituciones educativas y una de las cosas que tenemos que tomar en cuenta es que el Bullying como todo acto de violencia es INACEPTABLE, NO PODEMOS QUEDARNOS CALLADOS, LA “CULTURA DEL SILENCIO” PERMITE QUE EL ACTO VIOLENTO SEA PERPETUO. TAMPOCO PODEMOS SER INDIFERENTES FRENTE A ESTE PROBLEMA, porque de alguna u otra forma somos partícipes de este fenómeno de violencia.

TENEMOS QUE ENSEÑARLES A NUESTROS NIÑOS Y JÓVENES A DENUNCIARLO.

Existen muchas formas de quedarse pasivo, callado y al final no tomar acciones concretas que ayuden a desaparecer los actos violentos. Los alumnos dicen: “no es mi problema”- los profesoresdicen: “que lo solucionen los padres, porque la buena crianza viene de casa”... “ no tenemos tiempo para supervisar a 30 chicos como usted comprenderá y tenemos que cumplir con la currícula”... los padres a su vez dicen: “ el colegio no hace nada frente a ello; para eso pago y tienen que hacer algo al respecto". Es así como nos vamos pasando el problema, va de mano en mano, permitiendo así que este fenómeno vaya creciendo como una bola de nieve.

Según UNICEF- entre el 50% y el 70% de los estudiantes en América Latina han sido acosados o han sido testigos de incidentes de bullying.

  • Agredir, humillar a otra persona, insultar, divulgar rumores, lastimar físicamente, intencionalmente, ignorar a alguien son formas de bullying, afecta a los testigos e involucrados.
  • No es lo mismo la pelea que puede suscitarse entre estudiantes y que aparece esporádicamente, se trata de acciones repetitivas y permanentes y hay exclusión.
  • Saber diferenciar entre bromas o pequeñas provocaciones, ni de malas relaciones entre escolares.

TENEMOS QUE DIFERENCIAR QUE EN LA INTIMIDACIÓN, se presentan dos posiciones desiguales y complementarias: una violenta y fuerte, la otra sumisa y débil, (un victimario y la víctima).

  • Los niños utilizan métodos más directos como el insulto, un golpe, apodos, esconderle las cosas, hablan mal de él.
  • Las niñas utilizan métodos más sutiles como propagar rumores, mentiras injuriosas o imponerle la ley del hielo y de aislamiento social a su víctima o ser acosada sexualmente.
  • No sólo involucra al agresor sino a todos los involucrados que participan y conviven en la comunidad educativa.
  • Cyber bullying. no ocurre cara a cara, el ataque es a través de la tecnología, la web, teléfonos, enviándose mensajes, chats, videos, perfiles falsos para que se burlen de alguien.

El maltrato –abuso y acoso físico y psicológico puede parar y puede prevenirse si toda la comunidad educativa se involucra, se compromete y participa en hacer de la convivencia un espacio en donde las diferencias y la cultura de paz pueden ser posibles.Existe un proverbio africano que dice: PARA EDUCAR A UN NIÑO, HACE FALTA LA TRIBU ENTERA”... Esta expresión nos recuerda que todos somos responsables directa o indirectamente de la educación de nuestros niños y cada uno de nosotros desde su puesto en la sociedad, debe retomar su papel y enseñar a vivir bien, sin malos tratos ni humillaciones.

Empecemos por generar en nuestras familias, escuelas y comunidades UNA CULTURA DE PAZ Y ACEPTACIÓN POR LAS DIFERENCIAS, ATENDIENDO LAS NECESIDADES EMOCIONALES DE NIÑOS Y ADOLESCENTES; para eso se hace necesario ser conscientes de cuáles son nuestras propias vivencias que tal vez nos han hecho adultos inmunes, que nos impide hacernos cargo de situaciones de riesgo y que permite que nos distanciamos del problema sin tomar cartas en el asunto.

Si no se hace nada, la escuela pasará a ser el lugar hostil y peligroso para los niños. Mandar a un niño acosado a la escuela es equivalente a enviar a un adulto a un lugar desagradable, poco familiar, inseguro y estresante.

Es hora de ponernos en ACCIÓN para ayudar a los niños, padres y autoridades escolares para entender el problema y tomar medidas que destierren este fenónemo de acoso y maltrato físico y psicológico que puede llevar a nuestros niños y adolescentes a conductas suicidas entre otras de alto riesgo.

Entonces... ¿QUÉ VAS A HACER TU?

Lic. María Inés Gutiérrez Eguren
Psicóloga- C.Ps.P 6159
Terapeuta Familiar y de Parejas
www.parejasyfamilias.com.pe