Oportunidades y desafíos de los padres en la Era Digital

Hace diez años exactamente Apple realizó el primer lanzamiento del Iphone original, en ese entonces se trataba de un Ipod con pantalla panorámica y controles táctiles, un teléfono móvil revolucionario y un dispositivo para comunicarse por internet, una gran revolución tecnológica que lo cambió todo.  Lo más peligroso es que para algunos definió su forma de ser, sobre todo, a las nuevas generaciones.

La mayoría de adultos responsabiliza a la tecnología de que los niños y jóvenes pierdan el tiempo jugando en esos aparatitos que ellos mismos les compran y que a su vez se resisten a conocer, finalmente no nos estamos involucrando adecuadamente en el tema. Los adultos podríamos estar asumiendo que nuestros chicos no necesitan de nuestra ayuda y que conocen todo sobre la tecnología.

Lo cierto es que la tecnología digital vino para quedarse entre nosotros y es nuestro desafío como adultos tomar conciencia de ello, dejar de resistirnos, acompañar y orientar a los más pequeños en el uso responsable y cuidadoso del internet y las redes sociales, queramos o no.  Somos los responsables del camino digital de nuestros hijos.

Ese camino digital que actualmente recorren nuestros hijos a través de internet y las redes sociales se ha vuelto su barrio, su calle, es así como debemos entenderlo para poderlos guiar y acompañar.  Recordemos que como adultos de la generación analógica también tuvimos y aprendimos muchas cosas en el barrio y en la calle y que fueron nuestros padres quienes nos advertían de los peligros a los que estábamos expuestos si no nos cuidábamos al salir, cómo mirar a ambos lados para cruzar una pista, llegar a la hora indicada a casa, no quedarse hasta tarde ni hablar con desconocidos.

Todas esas indicaciones fueron realizadas por un adulto responsable que nos cuidaba para que aprendiéramos a manejarnos con cuidado y ahora nos toca hacerlo con los nuestros, ayudar a los chicos a navegar seguros en internet y a conducirse en este mundo virtual sin excesos y adicciones.

Acercarnos a la tecnología en esta era es lo mismo que acercarnos a nuestros hijos y como adultos reflexionar sobre la relación que tenemos con ellos, enseñándoles en base a la experiencia y el conocimiento, por ello se hace necesario conocer, aprender e involucrarse en las aplicaciones y dispositivos que tus hijos utilizan el día de hoy. No los dejemos sólos.

Una navegación segura evitará que los chicos queden atrapados sin salida en fenómenos como el Grooming, Ciberbullying, Sexting o queden aislados como un Hikikomori.

Por tanto, desafiémonos, incomodémonos, arriesguémonos en hacer cosas nuevas para aprender de las tecnologías, el internet y las redes sociales; hablemos con ellos de las nuevas aplicaciones que se bajaron, cómo se utilizan, qué se necesita, es tu oportunidad para acercarte y fortalecer el vínculo con ellos, interésate, haz el esfuerzo. Sólo así nuestros hijos podrán estar siempre cuidados y caminar seguros por las calles del mundo virtual, no perdamos esta gran oportunidad.

Bibliografía

Mg. María Inés Gutiérrez Eguren
Psicóloga – C.Ps.P 6159
Terapeuta Familiar y de Parejas

www.parejasyfamilias.com.pe
https://www.facebook.com/ParejasyFamiliasperu/

 

¿Por qué los chicos tienen rabietas?

Cuando uno está en el proceso de criar o vivir con chicos, es inevitable que, de cuanto en cuanto, aparezca un episodio temido por muchos: las famosas rabietas. La forma en la que lidiamos con ellas dependerá también de cómo nos comportemos frente a la situación, algo que pondrá a prueba nuestra paciencia y determinación.

Para entenderlo un poco mejor, vayamos por su definición. Una rabieta o pataleta es un comportamiento de cólera y frustración que los niños y niñas tienden a expresar durante los años de su primera infancia. Tenemos que entender que son episodios naturales en su crecimiento y que, aunque no lo creamos, los ayuda a entender mejor sobre sus necesidades físicas y emocionales.

“Las pataletas son crisis necesarias en el desarrollo por dos motivos: Por un lado, si se manejan de manera adecuada, abren la oportunidad para formar nuevas conexiones neuronales en el cerebro de los niños, las cuales le permitirán autorregular sus impulsos de forma más saludable cuando sea grande – nos explica Diana Dávila, psicóloga especializada en el tema –. Por otro lado, también son necesarias porque mediante estas el niño empieza a afirmar su identidad como individuo diferente a los demás (…) sus deseos ya no coinciden necesariamente con los del papá o la mamá, empiezan a desafiar y a oponerse”.

De acuerdo a la psicoterapeuta familiar María Inés Gutiérrez, las rabietas afianzan su independencia y se vuelven un deseo de controlar todo e imponer su voluntad pero, al no saber cómo explicarlo en palabras, se expresan en la manera que todos ya conocemos. La edad común en la que se presenta, según nos comenta, es alrededor del año al año y medio, volviéndose más intensas entre los 2 y 3 años y disminuyendo a los 4 años.

“Se presentan en estas edades porque es la forma en cómo los niños pequeños expresan su negativa. Digamos que son inevitables y los padres no deben asustarse ni desesperarse. Al contrario, deben ganar habilidades para saber manejarlas y convencerse que, al tratar con niños de la primera infancia, van a presenciar una rabieta”, destaca.

Entonces, ¿cómo hacemos?

Es aquí donde tenemos dos puntos de vista diferentes, los cuales nos pueden ayudar a ver cuál se adapta mejor a la situación que tenemos delante o, en todo caso, complementar una con otra para nuestro beneficio y el de los chicos.

Diana, por ejemplo, nos dice que la base para abordar mejor las pataletas es ser consciente de nuestras emociones y la de los chicos ya que en el proceso, también estamos lidiando con la frustración.

“Es necesario empatizar con él y ponerte en sus zapatos. Una vez que ponen en palabras la emoción que está sintiendo y lo conectas con su conducta, ya has logrado la mitad del camino (…) No buscas hacerlo ‘sentir mal’, buscas ayudarlo a entender, que tú lo comprendes aun estando molesto, buscas que confié en ti”.

Como segundo paso, nos propone que les expliquemos el porqué de la negativa con una razón lógica detrás; así, si quiere seguir jugando con sus amiguitos a pesar de la hora, tenemos que decirle que ya es tarde y que tiene que ir a comer o dormir, cosa que hacemos por su propia salud. Finalmente, cuando ya esté más calmado, lo ideal es proponerle una solución y ayudarlo a llevarlas a cabo junto a ti.

Por otro lado, María Inés nos pide tener calma y paciencia y adoptar una actitud en la que no nos dejemos manipular.

“No nos dejemos envolver por la vergüenza o por el por qué dirán. Nos tienen que ver serenos y que no le daremos la importancia debida – especifica –. Si su hijo es pequeño y empieza a hacer una rabieta, déjelo, no lo persiga, no le dé importancia al show que está realizando. Verá que pronto se le apagan las luces y volverá con calma”.

Y si nada de esto funciona, ¿cómo sé cuándo buscar ayuda?

Aquí ambas psicólogas coinciden en que la ayuda es necesaria cuando las cosas se salen de control y el niño o niña empieza hacerse daño, da insultos a los adultos responsables, rompe o tira las cosas. Cuando ambos llegan a un límite, es necesario acudir a un especialista antes que la situación empeore aún más.

Con todo esto dicho, podemos decir que estos arrebatos no se dan “por gusto” o porque simplemente el niño o niña quiso que pasara. Tomémonos esta etapa como un periodo de aprendizaje del comportamiento y conducta de nuestros chicos y recordemos que la actitud que tomemos ahora, será la clave para sus futuros años de vida.

Vitaminas Familiares

¿Cuáles son las vitaminas que tu familia necesita para mantenerse saludable? Les comparto 4 vitaminas esenciales para mantener la relación familiar saludable. Aplícalas en tu dinámica diaria para conservar un trato saludable.

 

VITAMINA AAmor, cariño, vínculo y apego 

Los niños y las  niñas siempre agradecen ser abrazados. Y a los adultos nos relajan los besos y abrazos. El contacto físico siempre es bienvenido. Enseñar a vincularse es la mejor inversión para conseguir que nuestros hijos sepan abrazar a sus parejas y a sus futuros hij@s. 

VITAMINA D. DEPORTE EN FAMILIA

  • Se trata de realizar el deporte en familia.
  • No sólo se trata de realizar deporte, sino de hacerlo juntos. Por ejemplo, vaya a la piscina, juegue fútbol con ellos y ellas, salga los domingos a a montar bicicleta a patinar, hacer skate, o aeróbicos.
  • No entre en la competitividad deportiva, sólo disfrute hacer el deporte en familia. 
  • ¡El deporte es, ante todo, una diversión!
 
¡Familias, a ejercitarse! Mente sana; cuerpo sano.

VITAMINA R. RESPETO    

  • Las personas somos diferentes y necesitamos ser apreciados como somos.
  • Pida respeto a sus hij@s y si les exiges respeto, respeta a tus hijos, a tu pareja y a todas las personas con las que interactúes.
  • El insulto no informa sobre lo que debe cambiarse. Pone en situación de inferioridad y ridiculiza
  • Cada persona es única y cada hij@ aporta algo especial. Descúbrelo!
  • La adolescencia es un período en donde el respeto debe ser considerado de manera especial. Respetar el silencio es básico para que el adolescente pueda encontrarse consigo mism@. Los adolescentes se sienten extraños, precisamente por esto necesitan especial consideración y respeto.

¡A respetarnos se ha dicho! Para convivir mejor con las diferencias.

VITAMINA T. Menos Televisión
  • La televisión ofrece posibilidades de aprendizaje y relajación. Pero el abuso inhibe la creatividad y favorece entre otras la obesidad.
  • Recuerda que tus hij@s imitan con facilidad tus costumbres.
  • Cuando quieras descansar, intenta relajarte en un sofá, escucha música, sala pasear, realiza algún deporte, queda con algun amigo (a)..
  • Esta forma de actuar pone a tu hij@ en la pista de cómo actuar en momentos de cansancio y, sobre todo, evita que tus hij@s estereotipen la manera de descansar. 
  • No pongas televisores en las habitaciones de tus hij@s, de esta manera los programas pueden estar supervisados y tu puedes hablar de ellos junto a tu familia.

¡Ponlo en práctica, ya!

 

Adaptado de: "Intervención Psicoeducativa con Familias"

 

María Inés Gutierrez Eguren

Psicologa-C.Ps.P 6159
Terapeuta Familiar y de Parejas 

Prioridades en el Hombre y Mujer Posmodernos

"El hombre actual, a pesar de contar con una teconología avanzada y con adelantos científicos en el campo de la medicina, agricultura y ganadería, se siente cada día más confundido y más inseguro. Ya no sabe si va bien o mal. Él cree que va bien si gana más que los demás... Al parecer, ha perdido el sentido de la vida y se encuentra más solo que nunca..¿Será?" 

Adaptado de El Libro de las Emociones son de la razón sin corazón de Laura Esquivel, España, 2000

 

¿Qué es lo más esencial?

La tecnología juega un papel muy importante en nuestro desempeño emocional hoy en día. Sin embargo, en algunos casos, en vez de permitirnos 'conectar' con nuestra sociedad, nos limita, nos restringe y, muchas veces, nos confunde. 

 

Recopilé esta cita un tiempo atrás, porque creo que representa, en parte, a lo que nos enfrentamos como seres digitales. ¿Qué es lo que esta cita te trasmite? Compárteme tus opiniones.

 

María Inés Gutierrez Eguren
Psicologa-C.Ps.P 6159
Terapeuta Familiar y de Parejas 

Lo que sí funciona con los adolescentes

Muchas veces nos es complicado sobrellevar los cambios que tienen nuestros hijos y parientes. Nos es difícil entender este proceso y nos vemos envueltos en situaciones sin aparente solución. Hoy te comento algunas acciones que funcionan, sin duda, con adolescentes. No son fáciles, requieren involucramiento de las dos partes y, sobre todo, paciencia y compromiso:

- Hablar, hablar, hablar.

- Aunque a veces creamos que no se lo merezcan y estemos dolidos o decepcionados por su comportamiento, no rompamos la comunicación con los hijos e hijas adolescentes.

- Las y los adolescentes tienen 'derecho' a equivocarse (o, por lo menos, es inevitable que se equivoquen).

- La educación se realiza hablando y si perdemos la comunicación, perdemos la capacidad de educar.

Algunas recomendaciones para incentivar el diálogo son: busca el momento oportuno para hablar; espera que todos estén en condiciones para hacerlo; utiliza formas y tonos adecuados; concreta al máximo los acuerdos; si no se cumplen estos últimos, solicita explicaciones de manera acertada.

 

Espero que este artículo sea de gran utilidad para tu dinámica familiar. Escríbeme si presentas alguna duda. ¡Muchas gracias!

María Inés Gutierrez Eguren
Psicologa-C.Ps.P 6159
Terapeuta Familiar y de Parejas 

Los diez mandamientos de un adolecente a sus padres

Les comparto una lista, más como mandamientos de un adolescente a sus padres. Válida para entender los cambios por los que ellos pasan y cómo debemos sobrellevarlo para una mejor relación familiar.

  1. Por favor, no me des todo lo que te pido. Una negativa me demuestra que te importo. Agradezco que haya normas que seguir.
  2. No me trates como un niño pequeño. Aunque sepas qué es lo “correcto”, me hace falta descubrir algunas cosas por mí mismo.
  3. Respeta mi necesidad de tener privacidad. Con frecuencia quiero estar solo para ordenar mis pensamientos y soñar despierto.
  4. Jamás digas “En mis tiempos…” Eso me molesta de inmediato. Además, las presiones y responsabilidades de mi mundo son más complicadas.
  5. Yo no escojo a tus amigos ni tu ropa, por favor, no critiques a los míos. Podemos diferir y aún respetar las elecciones del uno y del otro.
  6. Abstente de rescatarme constantemente, aprendo más de mis errores. Hazme más responsable por las decisiones que tomo en la vida, es la única manera en que llegaré a ser juicioso.
  7. Ten suficiente valor para compartir conmigo tus decepciones, pensamientos y emociones. Jamás seré demasiado grande para oír que me amas.
  8. No recites volúmenes completos al hablarme. He recibido muchos años de buenas lecciones, ahora confía en mí por la sabiduría que compartiste conmigo.
  9. Te respeto cuando pides mi perdón por un acto desconsiderado de tu parte. Demuestra que ninguno de los dos somos perfectos.
  10. Dame un buen ejemplo: presto más atención a tus acciones que a tus palabras.

(Tomado y adaptado de Pablo Mier y Terán Sierra)

 

Espero les haya sido útil esta lista, permitiendo que enriquezcan sus relaciones en familia y con sus hijos. Exprésame tus dudas, conversemos.

 
María Inés Gutierrez Eguren
Psicologa-C.Ps.P 6159
Terapeuta Familiar y de Parejas 

Diez pasos para amarse a uno mismo

¿Te sientes decaído? La rutina, el estrés, las complicaciones del día a día, nos producen una serie de altibajos emocionales. Lo cual es normal, pero muchas veces dejamos que estos pensamientos nos consuman, aumentando nuestra ansiedad y generando pensamientos negativos.

Empieza amándote a ti mismo para dar hacia otros. Diez pasos a seguir:

1. Deja de criticarte. La crítica destruye tu Espíritu Interior.

2. No te asustes con tus pensamientos. Busca imágenes positivas (una flor, una sonrisa, una persona especial).

3. Sé amable, apacible y paciente. Pórtate bien contigo y ten paciencia contigo, trátate con amor.

 4. Sé tolerante con tu mente. No te odies por tener los pensamientos que tienes, cámbialos suavemente.

5. Elógiate. El elogio construye el espíritu interior, alaba las cosas que haces por más pequeñas que sean.

 6. Bríndate apoyo. Busca formas de apoyarte, recurre a tus amigos y déjate apoyar, no te creas omnipotente.

7. Cuida tu cuerpo. Infórmate sobre cuál es la nutrición adecuada para ti, ejercítate, mímate y venera  tu templo.

 8. Sé indulgente con tus debilidades. Comprende que los creaste para satisfacer una serie de necesidades y deja amorosamente que las viejas pautas se vayan.

 9. Trabaja con el espejo. Mírate a los ojos a menudo. Expresa el creciente amor que tienes hacia ti. Perdónate mirándote al espejo. Conversa con tus padres mirándote al espejo. Perdónalos también. Al menos una vez al día dí: «Te quiero!, realmente te quiero».

10. ¡Hazlo ya! No esperes sentirte bien, ni perder peso, ni a tener el nuevo empleo o la nueva relación. Empieza a hacer cosas y hazlas lo mejor que puedas.

 

 

Hoy quise compartirles un escrito que rescato de Louise, L. «Amar sin condiciones». Me pareció inspirador compartirlo con ustedes. Quedo atenta a sus dudas y apreciaciones. Si te dificulta desarrollar alguno de estos pasos, conversemos a través de mis redes oficiales. ¡Estoy a tu servicio!

¿Y será que el amor acaba?

Cuando el amor romántico acaba, el matrimonio sufre una gran decepción al ver caída  la ilusión de la elección afortunada; es aquí en donde empieza uno de los mayores conflictos de la relación: aceptar la diferencia, que nos invita a  mirar quienes somos realmente, lo que nos gusta y no de nuestra pareja, lo que toleramos y no toleramos, lo  que nos molesta, lo que nos parece una falta de respeto, lo que nos hace perder la paciencia, en fin, una serie de debilidades que no veíamos hasta ese momento e inmediatamente pensamos que nuestra pareja cambió. Y no nos damos cuenta que en esta situación, se nos presenta una nueva oportunidad: "el reto de poder ser mejores de lo que fuimos". 
 
Atravesar esta crisis implica luchar contra las fuerzas superiores de pensar que todo ha terminado porque "ya no se siente  la emoción" o que se ha fracasado como pareja.
 
Tomar la oportunidad permitirá que el  amor empiece a tomar otros componentes que van más allá del romanticismo y la pasión, el fortalecer la intimidad emocional, la amistad, el compromiso y la proyección de vida en común, los sueños compartidos, entre otros, que ayudan a la pareja a crecer y juntos madurar, como bien dice MichaelV.Miller, "....resistir en esta lucha es la clave de experiencia vital que puede conducir a la madurez, incluso a la sabiduría". 
 
Así que ahora sabes, con el tiempo el amor no acaba si juntos toman sabias acciones, si aprenden mutuamente a aceptarse, valorarse y si ambos aún quieren seguir renovando el compromiso de construir día a día el mejor vínculo para los dos.
 
¡¡Les deseo lo mejor!! 
 
María Inés Gutierrez Eguren
Psicologa-C.Ps.P 6159
Terapeuta Familiar y de Parejas 

¡Nuestro problema es que somos incompatibles!

Muchas parejas que acuden a mi consultorio traen como motivo de consulta "la incompatibilidad", temática que al ser evaluada,  se presenta como una realidad compleja por la que atraviesan algunas parejas.

A medida que en la terapia de pareja vamos conversando, indagando y analizando juntos; llegamos a la conclusión que la " incompatibilidad"  puede estar encerrando algunos de los siguientes puntos que se vuelven una pauta de comportamiento en la relación generando insatisfacción y frustración y estos pueden aparecer como que:

  1. A la pareja se le hace difícil vivir con la diferencia; uno de ellos quiere siempre dominar inconsciente o conscientemente imponiendo sus formas y criticando las de su pareja.
  2. Poseen una dinámica comunicacional distorsionada que efectivamente bloquea la comunicación, al anticiparse, asumir, no escuchar, interpretar, tomarse las cosas a lo personal, generando así largas disputas que terminan desgastando el buen clima emocional.
  3. No saben discutir ni pelear; todas las parejas lo hacen para resolver sus problemas y dicen los investigadores de parejas que el 69% de los problemas en la vida de pareja no tienen solución. Imagínense entonces: ¿qué hacemos con estos?
  4. Pierden el control cuando pelean, generando así una escalada de ataque-defensa que puede ser dañino y peligroso porque nos llega a herir y nos lleva a perder el control.
  5. Nunca hablan; solo coordinamos lo que hay que hacer para llevar a los chic@s, hacer las compras, pagar las cuentas. Pero luego, cada uno se vuelve hacia su lado, teniendo vidas paralelas en las que el otro puede quedar excluido/a.
  6. Tienen la ilusión de que es el otro que los completa porque "sin ti, ¡no soy nada!", basándose en la ilusión de la completud. Lo llamo el mito de la media naranja, en el que nos concebimos como personas insuficientes que necesitan del otro para ser uno solo, dejando de lado su individualidad, deseos, necesidades e intereses que a la larga se vuelven una demanda personal que no te deja en paz.

Estos y muchos otros motivos más perturban el buen clima emocional en la pareja. Descubrir realmente cual es el talón de Aquiles de la relación, les permitirá  conocerse, crecer como pareja y fortalecer el vínculo de amor.

Espero que esta reflexión haya sido de utilidad. ¡Déjanos tus opiniones!

 

María Inés Gutierrez Eguren
Psicologa-C.Ps.P 6159
Terapeuta Familiar y de Parejas 

De Familias y Amores

Ya son varias familias con hijos jóvenes que veo acoger con soltura y liviandad a la enamorada del hijo, desayunando o almorzando con total familiaridad. Me pregunto si eso puede ser igual para las hijas mujeres hoy en día.

 

"¡Mama, papá! ¿Puedo traer a mi enamorado a desayunar o almorzar con nosotros?"

 

Los tiempos tiempos están cambiando y nosotros los padres tenemos una actitud más abierta sobre las relaciones de enamoramiento de nuestros hijos adolescentes y jóvenes como un aspecto natural de su propio desarrollo de vida. A diferencia de nuestra generación, que tenía que ingeniárselas para ver al enamorado, salir con él y compartir esos momentos íntimos. A mi parecer estos momentos son importantes de vivir en la etapa adolescente cuando atraviesas por esa hermosa sensación de enamorarte y sentir que estas amando.

Lo bueno de las nuevas generaciones es que traen consigo nuevas enseñanzas que nos permiten conocer que dentro de cada ser humano existen intereses, deseos, necesidades que se requieren desarrollar y son propias de cada etapa del ciclo vital. Como padres y madres, nuestra labor es ayudarles a que atraviesen estos procesos que a su vez los dotarán de capacidades para afrontar la vida con todo lo que ella implica y más aún si del amor se trata. No tengamos miedo de fallar, aprendamos junto con nuestros hijos.

Considero que muchos errores que cometemos los adultos en nuestra vida sentimental pueden estar influenciados por haber vivido enamoramientos con cierta culpa, temor y prohibición.

 

Y ustedes, ¿qué opinan? ¿Les ha pasado una situación similar?

 
María Inés Gutierrez Eguren
Psicologa-C.Ps.P 6159
Terapeuta Familiar y de Parejas