Vitaminas Familiares

¿Cuáles son las vitaminas que tu familia necesita para mantenerse saludable? Les comparto 4 vitaminas esenciales para mantener la relación familiar saludable. Aplícalas en tu dinámica diaria para conservar un trato saludable.

 

VITAMINA AAmor, cariño, vínculo y apego 

Los niños y las  niñas siempre agradecen ser abrazados. Y a los adultos nos relajan los besos y abrazos. El contacto físico siempre es bienvenido. Enseñar a vincularse es la mejor inversión para conseguir que nuestros hijos sepan abrazar a sus parejas y a sus futuros hij@s. 

VITAMINA D. DEPORTE EN FAMILIA

  • Se trata de realizar el deporte en familia.
  • No sólo se trata de realizar deporte, sino de hacerlo juntos. Por ejemplo, vaya a la piscina, juegue fútbol con ellos y ellas, salga los domingos a a montar bicicleta a patinar, hacer skate, o aeróbicos.
  • No entre en la competitividad deportiva, sólo disfrute hacer el deporte en familia. 
  • ¡El deporte es, ante todo, una diversión!
 
¡Familias, a ejercitarse! Mente sana; cuerpo sano.

VITAMINA R. RESPETO    

  • Las personas somos diferentes y necesitamos ser apreciados como somos.
  • Pida respeto a sus hij@s y si les exiges respeto, respeta a tus hijos, a tu pareja y a todas las personas con las que interactúes.
  • El insulto no informa sobre lo que debe cambiarse. Pone en situación de inferioridad y ridiculiza
  • Cada persona es única y cada hij@ aporta algo especial. Descúbrelo!
  • La adolescencia es un período en donde el respeto debe ser considerado de manera especial. Respetar el silencio es básico para que el adolescente pueda encontrarse consigo mism@. Los adolescentes se sienten extraños, precisamente por esto necesitan especial consideración y respeto.

¡A respetarnos se ha dicho! Para convivir mejor con las diferencias.

VITAMINA T. Menos Televisión
  • La televisión ofrece posibilidades de aprendizaje y relajación. Pero el abuso inhibe la creatividad y favorece entre otras la obesidad.
  • Recuerda que tus hij@s imitan con facilidad tus costumbres.
  • Cuando quieras descansar, intenta relajarte en un sofá, escucha música, sala pasear, realiza algún deporte, queda con algun amigo (a)..
  • Esta forma de actuar pone a tu hij@ en la pista de cómo actuar en momentos de cansancio y, sobre todo, evita que tus hij@s estereotipen la manera de descansar. 
  • No pongas televisores en las habitaciones de tus hij@s, de esta manera los programas pueden estar supervisados y tu puedes hablar de ellos junto a tu familia.

¡Ponlo en práctica, ya!

 

Adaptado de: "Intervención Psicoeducativa con Familias"

 

María Inés Gutierrez Eguren

Psicologa-C.Ps.P 6159
Terapeuta Familiar y de Parejas 
Publicado en Blog y etiquetado , , , , , , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *